martes, 31 de enero de 2012

En el 2018 China rebasará económicamente al continente europeo


por Leonel Carranco Guerra (*)

En la segunda mitad de la década actual se comenzará a consolidar una nueva estructura del orden económico mundial en donde de forma tendencial Europa y Estados Unidos serán rebasadas económicamente por China.


Anteriormente había publicado que en el año 2016  la economía de China medida en PIB-PPC (Poder de Paridad de Compra) rebasaría a la economía de Estados Unidos [1]. Pero ahora si proyectamos las últimas cifras publicadas por el FMI [2], tenemos que la economía China   (calculada en PIB-PPC) rebasará en el 2018 a la del continente europeo (ver gráfica de abajo), pero existe una alta posibilidad que esto suceda en el año 2017 dado por la actual profundización de la crisis económica-financiera de la zona euro. Aproximadamente en el 2018 el PIB-PPC de China y Europa será de 21.95 y 21.2 billones de dólares, respectivamente.

Este acontecimiento económico es muy importante en la historia del capitalismo, representa una “línea divisora histórica” que marca el cambio de una época a otra [3]; estamos presenciando en términos relativos el declive del dominante capitalismo occidental (europeo y estadounidense) de finales de siglo XVIII al XX y el surgimiento del capitalismo chino en el siglo XXI.

Este surgimiento del capitalismo chino es parte de un proceso de cambio de la estructura económica mundial en donde si medimos a las economías nacionales por medio del PIB-PPC veremos que el clásico G-7 - integrado por Estados Unidos, Canadá, Alemania, Inglaterra, Francia, Italia y Japón- ya no existe, y que el verdadero G-7 está constituido como se muestra en el cuadro de abajo. Este nuevo G-7 representa un nuevo orden económico internacional 

Es importante mencionar que desde los años 80´ comienzan aparecer importantes debates que mencionaban que “el centro de gravedad económico mundial se está desviando rápidamente hacia Asia y el Pacífico” [4], así lo menciona Paul Kennedy (1984) citando a Peter Drysler.

La desviación observada en los años 80, se está volviendo en la actualidad un proceso de consolidación al saberse –y como ya se menciono arriba- que la economía China desplazará en el 2016 y 2018 a las economías de Estados Unidos y del continente europeo, respectivamente. Con ello entiéndase perfectamente el documento publicado en enero de este año por parte del Departamento de Defensa de Estados Unidos titulado “Sustaining U.S. global leadership: Priorities for 21 century defense” [5] En donde anuncian un “rebalance” de sus prioridades globales hacia la zona del Asia-Pacífico con especial atención en la India y China.

Por último mencionemos que cuando Europa despierte de la pesadilla de la crisis económica-financiera encontrará que el centro de gravedad del orden capitalista mundial ha sido removido al Asia y en particular a China.

Ahora nos encontramos con la necesidad de reflexionar la pregunta del historiador Paul Kennedy acerca de si “¿Hemos entrado a una nueva era?

(*) Leonel Carranco Guerra, Facultad de Economía-UNAM


NOTAS
[1] Carranco Guerra Leonel;  2017: El BRIC+3 desplaza al G-7;  ALAI;  
[2] FMI, Worl Economic Outlook Database, septiembre del 2011
[3] Kennedy Paul; ¿Hemos entrado a una nueva era?; El país; Ver http://www.elpais.com/articulo/opinion/Hemos/entrado/nueva/era/elpepiopi/20111103elpepiopi_13/Tes
[4] Kennedy, Paul; Auge y caída de las grandes potencias; debolsillo, 2007, pag. 668.  (La primera publicación fue en 1987)