lunes, 18 de julio de 2011

Monitoreo Religioso 2008. España


¿Cómo viven la religión los españoles del siglo XXI? El Monitoreo Religioso publicado por la fundación Bertelsmann Stiftung a partir de 1.000 entrevistas se ha erigido en el estudio de referencia sobre este aspecto, proporcionando datos que, en muchos casos, resultan inesperados respecto a otros países de raíz católica.
Un 79% de los españoles se consideran religiosos o muy religiosos; sin embargo, la religión apenas influye en aspectos de su vida tan relevantes como la sexualidad (17%), la política (18%) o la relación de pareja (27%). Datos como estos son los que proporciona el Monitoreo Religioso de la fundación Bertelsmann Stiftung que, desde su publicación en noviembre pasado, se ha convertido en el principal indicador para especialistas y medios de comunicación.

El Monitoreo se realizó a través de 1.000 entrevistas telefónicas en todo el país en las que se planteaban cien preguntas a los encuestados. Cuestiones tales como "¿En qué medida se considera Ud. religioso?", o "¿Qué importancia tiene para Ud. la oración personal". También se indaga en sus sentimientos respecto a Dios, en su apertura hacia otras religiones o en la influencia de sus principios religiosos sobre determinadas facetas clave de su propia vida. El resultado es una batería de datos que ofrecen una visión muy precisa para entender hasta qué punto la religión puede ser importante -o no- en la cotidianeidad de los españoles del siglo XXI.
Los resultados para España adquieren una mayor relevancia cuando se los compara con los de otros países. Ello es posible ya que el Monitoreo Religioso tiene alcance internacional: en total se ha encuestado a personas de 21 países de los cinco continentes. Desde Indonesia a Guatemala, en conjunto se han realizado 21.000 entrevistas para obtener una panorámica muy significativa. Consultando sus resultados se observan circunstancias como que los países con más ciudadanos altamente religiosos son Nigeria, Guatemala y Brasil, mientras que, en el lado opuesto, aquellos con una población menos religiosa son Gran Bretaña, Francia y Rusia.
Fuente y documento completo en: http://www.fundacionbertelsmann.org/cps/rde/xchg/fundacion/hs.xsl/2520_6888.htm